domingo, 6 de enero de 2013

pensar por encima de mis posibilidades

Cosas curiosas que pasan...el otro día vi una película muy mala en la televisión llamada EN EL PUNTO DE MIRA. Era una patochada en la que al presidente de los eeuu le pegan un tiro en la plaza mayor de Salamanca. Hasta ahí todo normal (?) hasta que, en un plano en el que Eduardo Noriega conspira (sic) como un malvado de tercera fila, me fijo y veo detrás de él a mi amigo Juan (de apellido González) compañero de estudios en Madrid. Estaba agitando una banderita española de plástico con mucha desgana. Me da por pensar que estaba en el equipo de cámara (de aux., concretamente) y en uno de esos planos de última hora, se puso detrás, en plan extra. Como lo conozco un poco me parece que lo de la peli en cuestión se la traía floja y lo de la bandera, más todavía. Dios, lo bien que lo pasábamos los viernes en el kiosko de Malasaña y en el que había unas riquísimas empanadas chilenas regadas con unas cañitas de cruzcampo (sevillano,cómo no). Incluso un día estuvimos charlando con Juan Madrid (si,creo que era él..o al menos se le parecía...) sobre un loco proyecto de serie de tv.. Sí, días muy chulos que recordé ese viernes después de apagar la tele porque aquella cosa era mala, mala con avaricia...

Días después y revisando mi teléfono móvil, comprobé que todavía tenía su número en la agenda. En un arrebato le llamé y me respondió una voz femenina en un perfecto catalán (sí, yo mismo me sorprendí). No hablé con ella y espere a que colgara.Y Lo dejé ahí. Me quedé con unos puntos suspensivos y con la posibilidad de imaginar que sería de su vida y de si se parecería en algo a la mía. Bueno,da igual, de todas formas y como se dice por ahí, "otro día, bailamos..." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada